Loading...

Un hombre millonario llevo a su hijo para ver lo que era ser pobre

La historia que brindaremos hoy fue escrita por Dan Asmussen y ha sido compartida por mas de un millón de personas.

Su moraleja pone de manifiesto que a veces es necesaria la percepción de un niño para recordarnos cuáles son las cosas más importantes.

Estamos convencidos de que esta nueva perspectiva te va a sorprender:

“Un hombre muy rico llevó a su hijo a un viaje al campo para mostrarle cómo era la experiencia de ser pobre.[wpex more=”.Leer La Nota Completa..” less=””]Pasaron unos cuantos días en una granja perteneciente a una familia muy pobre”Cuando regresaron a casa, el padre se acercó al hijo para preguntarle qué le había parecido el viaje. “Fue genial papá”, respondió el hijo. “¿Has visto lo pobre que puede llegar a ser la gente?”, preguntó nuevamente el padre. “Sí, lo he visto muy claro”, respondió el hijo.El padre quiso saber lo que su hijo había aprendido aquellos días.Su hijo le respondió: “Me he dado cuenta de que nosotros tenemos un perro y ellos cuatro. Tenemos una piscina que llega hasta la mitad de nuestro patio y ellos un arroyo que no tiene fin. Nuestro jardín está iluminado con lámparas importadas, mientras que ellos tienen las estrellas durante la noche. Nuestro patio llega hasta la pared que separa nuestra casa de la calle y ellos tienen todo el horizonte.

Nosotros tenemos un pedazo de tierra para vivir y ellos tienen campos que van más allá de nuestra vista.

Tenemos sirvientes que trabajan para nosotros, pero ellos sirven a otros.

 

Compramos nuestra comida pero ellos cultivan la suya propia.

Tenemos murallas que protegen nuestra propiedad y ellos tienen amigos para proteger la suya”.

El padre quedó sin palabras ante la respuesta de su hijo, quien agregó después: “Gracias papá, me has mostrado lo pobre que somos nosotros”.

REFLEXIÓN:

El dinero puede comprar una casa,…. pero no un hogar.
El dinero puede comprar un reloj,…. pero no el tiempo.
El dinero puede comprar una cama,…. pero no el sueño.
El dinero puede comprar un libro,…. pero no el conocimiento.
El dinero puedo comprar un médico,….pero no la salud.
El dinero puede comprar una posición,…. pero no el respeto.
El dinero puede comprar sangre,…. pero no la vida.
El dinero puede comprar s3xo,….pero no el amor.

A veces no somos conscientes de lo que tenemos, pero sí de lo que carecemos. Lo que no tiene valor para una persona, puede ser un gran premio para otra.

Todo dependerá de la perspectiva que lo miremos. A veces se necesita la perspectiva de un niño para recordarnos lo que verdaderamente es importante”.

¿Qué Pasaría Si Todos Compartimos Las Cosas Que Nos Inspiran Y Motivan? Compartir es nuestra misión, compartimos lo bueno, lo saludable, lo que nos inspira, lo que nos motiva, lo que nos hace crecer como seres humanos. Así como nosotros lo hacemos te invitamos a que tu también lo hagas. COMPARTE!!!

[/wpex]

Загрузка...

Comentarios