Cuando el doctor vio esta burbuja

Cuando Tammy González vio lo que parecía ser una burbuja gigante que sopla desde la boca de su bebé que estaba por nacer, durante una ecografía, la alegría del embarazo se volvió desesperación, los médicos le diagnosticaron un tumor raro y potencialmente fatal.

La mujer de 39 años de edad experimentó un embarazo normal hasta la semana 17 de gestación, cuando en una ecografía rutinaria se demostró que el feto en perfecto desarrollo había visto algo muy extraño y de un momento a otro un nuevo aspecto desgarrador.[wpex more=”……CLIC PARA LEER MAS…….” less=””]

Fue entonces que le dijeron que se trataba de un tumor del tamaño de un durazno, que apareció en el ultrasonido como si fuese una burbuja gigante en el líquido amniótico.

Se pueden imaginar lo que pasó en ese momento por su cabeza. Haciéndose miles de preguntas y que nadie podía realmente responder porque era un caso muy raro. Más tarde al fin le dijeron de que trataba esa condición, era un teratoma fetal oral, un tumor raro que afecta a 1 de cada 100 000 embarazos..

Sus opciones fueron de terminar el embarazo o esperar a que el bebé creciera a una etapa viable y esperar que el problema pudiera ser corregido después del nacimiento.cuandoeldoctor

Si ella finalmente decidía esperar a que el bebe naciera, no había ninguna garantía de que sería normal, tendría una traqueotomía, numerosas cirugías, y ella tendría deformidades, dijo González.

Pensé: Debe haber una manera de salvarla a ella. Empezamos haciendo la investigación, con mucho dolor y angustia emocional. Pregunté a mi ginecólogo si habia otra manera, si alguien pudiera realizar una cirugía mientras el bebé se encuentra dentro ella.

Le recomendaron al Dr. Rubén Quintero, un pionero en medicina fetal en la Universidad de Miami. Advirtiéndole que la cirugía para extirpar un tumor de esa manera nunca antes la habían intentado en el útero pero que estaba dispuesta a probar.

tammy

Cirujanos en la Universidad de Miami/Jackson Memorial Hospital, que habían esperado desde el 2010 para anunciar formalmente la noticia de una operación pionera en una revista científica antes de hacerlo público.

El Dr. Quintero y su esposa, operaron mediante un endoscopio guiado por un ultrasonido. El corte sólo fue una leve incisión en el abdomen de la madre. Mediante un láser, cortan la masa en la boca del bebé, mientras la madre estaba consciente y viendo junto con su esposo en una pantalla.

Ella dijo: Cuando finalmente cortó el tumor entero y me lo pudieron sacar, que era como un enorme peso que se había levantado de mí y finalmente pude ver su rostro y fue perfecto.

Cinco meses después, Leyna nació sin problemas, pesa 8 libras y 1 onza. La única señal de su cirugía es una pequeña cicatriz en la boca.

leyna

Ahora, dos años más tarde, ella ha revelado por primera vez cómo su hija fue salvada por una operación de primer mundo, realizada con un rayo láser mientras Leyna todavía un feto en su vientre.

 Fue un proceso muy difícil por el que pasaron ella y su esposo, pero con la gran recompensa que ahora tienen a su bebe en perfecto estado de salud.

[/wpex]

Comentarios